¿Dónde quedamos?

Jesús El Pobre: El inquilino de la Iglesia de San Pedro El Viejo

Texto: Nieves Gzs. Leal Publicado: 13 de abril de 2014


Iglesia San Pedro el Viejo


Me gusta tomarme un té en el bar Deli, suelo ir los miércoles, y si el tiempo, no el meteorológico, el del reloj, lo permite, cruzo la plaza de La Paja, y giro a la derecha para contemplar la torre mudéjar de la Iglesia de San Pedro El Viejo. La calle del Nuncio, en el archiconocido Madrid de los Austrias, alberga un par de sitios de tapas y copas, y una de las iglesias más antiguas de Madrid.

Hoy, algo es diferente. Hay revuelo en la iglesia porque están preparando el paso de Semana Santa. Entro a fisgar, y una actividad frenética se desarrolla en torno al trono en el que situarán para salir en procesión, la talla de Jesús el Pobre, su famoso inquilino.

El jueves santo a las 20h, 42 andadores, sacarán a pulso al nazareno, estás cosas que suelen ocurrir, la puerta no da la medida suficiente para que salga a hombros; convirtiendo el acto, en una verdadera hazaña de esfuerzo y control.

En las noches de invierno, cuando el Madrid de las espadas y capas revive, puedes encontrarte a un grupo de hombres transportando sacos de tierra, en unos tableros al hombro. Siguen un ritmo exacto, todos a una, giran, paran, se ponen en marcha, y se enfrentan a los desniveles de las estrechísimas calles. Ensayan concienzudamente, para cuando los sacos se conviertan en plata, y el nazareno recorra sus siete horas de procesión, si el tiempo, éste sí, el meteorológico, lo permita.

Iglesia San Pedro el Viejo


Síguenos en tu mail


Facebook

Comenta:

Se el primero en dejar tu comentario

Envíanos tus comentarios

Normas para los comentarios








Nuestras secciones:

 

Hemeroteca:

Sobre nosotros: